Tag Archive: X-Men


A través del espejo IV

Alison Blaire "Dazzler"

Show de luces

Alison Blaire "Dazzler"

Luminosa diva

A través del espejo III

Alison Blaire "Dazzler"

Hermosa y luminosa

Alison Blaire "Dazzler"

Luz y color

A través del espejo II

Alison Blaire "Dazzler"

La princesa del disco

Alison Blaire "Dazzler"

La princesa del punk

A través del espejo I

Alison Blaire "Dazzler"

En "Ultimate X-Men" #86

Alison Blaire "Dazzler"

En "Dazzler. The Movie"

Dazzler: Del Disco al Punk…

…o lo que es lo mismo: Dazzler vs. Ultimate Dazzler

Alison Blaire "Dazzler"
Version disco

Por lo general, en el Universo Marvel, tener poderes mutantes es más una maldición que un privilegio y aunque la versión Ultimate de Marvel (Tierra 1610) no es una excepción a esta regla, el caso de Alison Blaire “Dazzler” es realmente digno de notarse.

No es que la versión “normal” de la princesa de la música disco (concepto con el que se originó este personaje) no tenga su propio e interesante lado oscuro, después de todo haberse enfrentado en solitario a villanos de la talla del Doctor Doom o el mismísimo Galactus “Devorador de Mundos” no es cualquier cosa, sin embargo, en este caso la corta vida de la Ultimate Dazzler es mucho más interesante que la de su contraparte de la continuidad principal.

Así, mientras Dazzler-616 fue concebida como una especie de detective-cantante reina del disco, quien luchaba por destacar como artista mientras (como suele suceder en el Universo Marvel) atraía a toda clase de villanos desequilibrados, tanto mutantes como no-mutantes, Ultimate Dazzler es una inadaptada, alcohólica y drogadicta, líder de una banda de hard-punk llamada, precisamente, Dazzler, a quien le importan un bledo los mutantes y sus problemas, a ella lo único que le interesa es su música y conseguir un contrato con una disquera que la lance al estrellato.

Entre las pocas cosas en común que ambas tienen están sus poderes: la capacidad de convertir la energía sónica en energía lumínica de diversas intensidades, además que las dos rechazaron, en un principio, integrarse a la pequeña banda de mutantes de Charles Xavier, ambas por su deseo de mantenerse alejadas de la lucha mutante, aunque las dos, más adelante, terminaron por unirse a los X-Men.

Alizon Blaire "Dazzler"
Versión punk

No obstante, lo hicieron por caminos tan separados como sus propias personalidades:

Dazzler-616 vivió una buena parte de sus inicios como una heroina solitara, quien parecía un imán para los problemas, a la larga, sus aventuras la llevaron a ser poseída por la villana Malice, quien llamó a los X-Men en busca de ayuda, aunque en realidad su intención era llevarlos a una emboscada, no obstante, como siempre, nuestros mutantes favoritos consiguieron vencer a la villana y salieron de esta aventura con dos nuevos miembros: Dazzler y Rogue.

Ultimate Dazzler, en cambio, primero se unió a la “Academy of Tomorrow” de Emma Frost, quien le ofreció un jugoso contrato con una disquera a cambio de unirse a su propia banda de mutantes patrocinada por el gobierno. No obstante, Emma, la Academy y la propia Dazzler sufrieron un duro golpe cuando, durante la presentación del proyecto, fueron atacados por varios Sentinels, lo cual terminó con la muerte (temporal) de Beast y la fusión de ambas escuelas, con lo que Dazzler terminó uniéndose a los X-Men.

Del mismo modo, el paso de las dos por los X-Men fue, más bien, efímero.

En la continuidad principal de Marvel, no pasó mucho tiempo para que los X-Men se encontraran con el artefacto llamado Siege Perilous (Sitio Peligroso), al ver dentro del artefacto, portal a la dimensión alternativa del mismo nombre, Dazzler se encontró con las múltiples posibilidades que habían quedado detrás de ella y, más tarde, durante una batalla contra Master Mold, tanto ella como Rogue fueron arrojadas dentro del Sitio.

El Siege Perilous tiene el poder de “enjuiciar” a todos aquellos que pasan por él y de acuerdo con este juicio les puede ofrecer una “nueva vida”, en el caso de Dazzler, su sentencia fue volver a su universo de origen, sin memoria alguna de su pasado, lo cual le dio la oportunidad empezar de nuevo, desde cero.

Alison Blaire "Dazzler"
Luz y sonido

En el Universo Ultimate, en cambio, Dazzler pasó por varias duras pruebas con los X-Men, a quienes despreciaba por considerarlos “ñoños” aburridos que siempre siguen las reglas y aunque eventualmente llegó a, más o menos, integrarse al equipo, todo terminó abruptamente cuando Magneto, abrumado de dolor por la muerte de sus hijos (Quicksilver y Scarlet Witch), desató una serie de desastres por todo el mundo.

Uno de ellos, un tsunami llamado “Ultimatum Wave”, arrasa la ciudad de Nueva York, causando las muertes de Beast (otra vez), Nigthcrawler y Dazzler, no obstante, yo no me preocuparía demasiado por esto, ya que las Sirenas Asesinas, sobre todo en el Universo Marvel (aunque sea en su versión Ultimate) tienen la agradable costumbre de regresar de la muerte tantas veces como los aficionados lo pidan.

Otra enorme diferencia entre las dos Dazzler ha sido su elección de parejas, en la Tierra 616, la mutante musical ha tenido una larga relación intermitente con Longshot (el mutante originario del Mojoworld), con quien un tiempo estuvo casada y se embarazó, y aunque eventualmente sufrió un aborto desde siempre se ha especulado que el tambien mutante Shatterstar, miembro de X-Factor, es su hijo perdido convertido en adulto.

Alison Blaire "Dazzler"
Sonido y luz

En el Universo Ultimate, en cambio, Alison primero formó una relación con Ángel, cuando este aceptó la culpa por haber formado un equipo que salió a una peligrosa misión sin permiso del Profesor X, lo cual llevó a su expulsión, cuando en realidad Dazzler fue la culpable; no obstante, esta relación fue bastante fugaz, sobre todo debido a que, en una pelea, Lady Deathstrike dejó a la cantante en coma, tiempo en el cual Nightcrawler se obsesionó con ella, al grado de, en un acceso de locura, secuestrarla, aunque finalmente ella fue liberada por sus compañeros y él recuperó la razón.

Por el momento, la principal diferencia entre ambos personajes es que una esta viva (en la Tierra 616) y la otra muerta (en la tierra Ultimate), aunque esperamos que pronto vuelva a la actividad como la caótica-neurótica-inadaptada reina del punk para completar el yin yang que tanto nos cautiva a los seguidores y amantes de las Sirenas Asesinas.

X-23

Inocencia perdida

¿Alguna vez te has preguntado qué podría ser más aterrador que alguien que pudiera vencer a Wolverine en combate mano a mano?

La respuesta es: Una mujer que pudiera vencer Wolverine en combate mano a mano.

Y si crees que eso es imposible, entonces déjame contarte la historia de Laura Kinney, mejor conocida como X-23.

Aunque su primera aparición fue, de hecho en la televisión, en la serie X-Men: Evolution, de dónde mejor conocemos a esta hermosa y joven Sirena Asesina es de las páginas de los comics, donde hizo su presentación en el número tres de NYX, serie que seguía los infortunios de varios mutantes adolescentes huérfanos o abandonados que trataban de sobrevivir en las calles de Nueva York.

En estas primeras apariciones, la chica trabajaba como una prostituta que se especializaba en provocar dolorosos cortes a clientes masoquistas, quienes le pagaban mucho dinero por ello, usando las afiladas navajas que surgen a través de sus nudillos y que normalmente tiene guardadas en sus antebrazos.

X-23

Asesina perfecta

Pero espera, este no es el traumático principio, el verdadero origen de X-23 es mucho más oscuro y siniestro de lo que pudieras imaginar.

La joven mutante es, de hecho, producto de un proyecto de gobierno (clásico de Marvel) que intentaba clonar al Arma X original, es decir Wolverine, sin embargo, la única muestra que tenían del ADN de Logan resultó estar dañada y el cromosoma Y (que convierte a un feto en masculino), en especial, era imposible de reparar.

Sin embargo, una de las genetistas encargadas del proyecto, la doctora Sarah Kinney, decidió resolver la anomalía duplicando el cromosoma X y creando, así, una versión femenina de Wolverine. No obstante, su iniciativa no estaba autorizada por los altos mandos y, como castigo, la obligaron a gestar al feto clonado.

Luego de tan escabrosa, “gestación”, el primer gran trauma en la vida de X-23 ocurrió a la temprana edad de siete años, cuando el doctor Zander Rice, una de las cabezas del proyecto, expuso a la joven a una dosis letal de radiación

X-23

Furia desatada

para obligar a su cuerpo a manifestar el factor curativo que, al igual que su “padre”, era su mutación.

Pero por si esto fuera poco, en cuanto las características garras se formaron en sus antebrazos, el malvado Rice las recubrió de adamantium, extirpó la de enmedio de cada mano y luego las reimplantó, una en cada pie, todo esto sin el beneficio de la anestesia.

Y eso no es todo, además de entrenarla de forma intensa y brutal en artes marciales y tácticas y estrategia de combate mano a mano, para asegurarse de tener a la máxima arma asesina de todos los tiempos, los degenerados malditos del Programa Arma X desarrollaron una “esencia detonadora” que, al olerla, provoca en la joven un frenesí de sangre que siempre termina en horrendos asesinatos.

De hecho, esto fue la trama principal de la serie X-23: Innocence Lost (Inocencia Perdida), donde, al final, la joven mató a su madre sustituta, la doctora Kinney, a quien el malvado Rice impregnó con la “esencia detonadora” y quien con su último aliento alcanzó a susurrarle: Tu nombre es Laura.

Por fortuna, antes de que esto sucediera, la doctora logró ayudar a la mutante a escapar de La Instalación (The Facility), lugar donde se desarrollaba esta rama del Proyecto Weapon X, y Laura se dirigió a Nueva York para encontrarse con su “padre”.

Y lo primero que la joven hizo al llegar a la “Gran Manzana” fue encaminarse directo al Instituto Xavier para Jóvenes Dotados, donde se infiltró una noche y, como sólo puede ocurrir en los comics, se encontró con Wolverine.

Al encontrarse, lo primero que ambos hicieron (lógico) fue enfrascarse en una pelea y a pesar de la mayor fuerza, tamaño y experiencia de Wolverine, X-23 hizo uso de su mayor agilidad, superior técnica y mejores maniobras de combate para vencer a quien ha sido considerado como la máxima máquina de matar del Universo Marvel (aterrador ¿no es cierto?).

No obstante, cuando todos pensábamos que el final de Wolverine, a manos de su propia “hija”, estaba cerca, Logan le reveló que ya sabía de su existencia, gracias a una carta de Sarah Kinney, y entre ambos fraguaron un plan para introducirla a los X-Men.

Sin embargo, por razones aún no especificadas, el plan tardó más de lo necesario en concretarse y fue cuando X-23 terminó como prostituta, dirigida por un “chulo” apodado Zebra Daddy y durante este tiempo también desarrolla una manía por cortarse a sí misma, en busca de aliviar el profundo dolor emocional que sentía y que no sabía como expresar.

Finalmente, el plan que ella y Wolverine idearon para introducirla a los X-Men se concretó y eso marcó una nueva vida para Laura, quien finalmente pudo integrarse a un equipo y encontró una familia.

Pese a ello, su adaptación a la vida en sociedad no ha sido fácil y, de hecho ha estado llena de altibajos, sobre todo producto de su difícil carácter y su falta de tacto (sin mencionar sus instintos asesinos).

Desde entonces, X-23 ha jugado un papel importante en las distintas macroseries tanto de los X-Men, como del Universo Marvel en general, tales como Messiah Complex, House of M, Decimation, World War Hulk y la saga de Necrosha.

Además, ha sido un personaje bastante popular para la televisión, ya que ha participado en las dos más recientes series de los mutantes favoritos de los comiqueros: X-Men: Evolution, donde la vimos por primera vez, y Wolverine and the X-Men.

Pero eso, como dicen por ahí, es otra historia, de momento, creo que su pasado como experimento genético, prostituta mutante, sadomasoquista y arma humana, hacen a X-23 digna de un lugar de honor en la galería de Sirenas Asesinas.

PD: Por cierto, la razón para el nombre código de X-23 es que se realizaron 22 intentos antes de conseguir un clon viable.