Tag Archive: televisión


Teyla Emmagan

Desde Pegaso

Teyla Emmagan
Soberbia guerrera
Teyla Emmagan

Teyla Queen of the Wraith

Teyla Emmagan
Herencia oscura
Teyla Emmagan

Arma mortal

Teyla Emmagan
Hermosa guerrera
Teyla Emmagan

Belleza de otra galaxia

Teyla Emmagan
Líder natural

Alguna vez, cuando éramos niños o en los momentos más difíciles de nuestra adolescencia o pubertad, todos soñamos con que no éramos quienes todos nos habían dicho que éramos, que, en realidad, éramos los descendientes perdidos de algún emperador o del rey de un reino muy muy lejano, quien algún día volvería por nosotros y nos alejaría de la gente con la que estábamos enfadados y que, según nosotros, no nos apreciaba como debería.

En la mayoría de los casos… en la gran mayoría de los casos… en prácticamente todos los casos, aquello no eran sino fantasías, sueños rencorosos de chicos que nos sentíamos incomprendidos o, como diría mi abuela, “malqueridos”, sin embargo, en unas pocas ocasiones, una o dos quizá, aquellos sueños resultan ser ciertos, sin embargo, hay que tener cuidado con lo que se desea, porque puede convertirse en realidad.

Este fue el caso de Teyla Emmagan, personaje central de la saga de ciencia ficción Stargate: Atlantis, interpretada por Rachel Lutrell, cuya vida comenzó a cambiar el día en que una pequeña banda de extraños atravesó el “Anillo de los Antiguos” (como ella lo conocían), trayendo de regreso con ellos la más amarga pesadilla de los habitantes de la galaxia Pegaso: el despertar de los Espectros.

Desde pequeña, la exótica morena había sido diferente de los otros niños, ya que compartía con su padre un don que con frecuencia la ayudaba a salvar la vida de su pueblo, una especie de sexto sentido que la alertaba cuando los voraces Wraith (Espectros) se acercaban en una nueva partida de caza, para capturar a los humanos de los cuales se alimentaban.

Teyla Emmagan
Exploradora

Este mismo don, además de su astucia, su inteligencia y su natural habilidad diplomática, le valieron el respeto de los atosianos, su gente, quienes la adoptaron como líder a la muerte de su padre.

Y fue también su liderazgo, además de sus supremas habilidades de pelea, especialmente en el uso de los bastones de un arte marcial de nombre desconocido pero basado en la eskrima filipina, lo que le valió un lugar en el equipo del Mayor (más tarde Teniente Coronel) John Sheppard.

En el curso de sus aventuras, Teyla hizo con frecuencia uso de su don precognitivo para ayudar tanto al equipo de Sheppard como a toda la Expedición Atlantis, alertándolos cuando había algún Wraith en las cercanías o cuando estos se acercaban, tal como pasó en el triple episodio “El Sitio”, donde los Espectros finalmente descubren que Atlantis resurgió del fondo del mar y montan un asalto a gran escala, durante el cual varios enemigos se infiltran en la ciudad.

Pese a la invaluable ayuda que suponía la extraordinaria habilidad de la hermosa alienígena (aunque es humana, técnicamente Teyla es una “extraterrestre”), nadie podía dejar de preguntarse de dónde provenía aquel don, estaba sólo en su mente, en su sangre o había algo más.

Finalmente, en el episodio “El Don”, Teyla tiene que recurrir a la ayuda de una psicóloga y del doctor Carson Beckett para hallar el origen de una serie de aterradoras pesadillas que la han estado afectando.

Durante su investigación, los científicos terrestres descubren, en el ADN de la atosiana, que es una mezcla de Humano y Wraith, por lo cual comparte, en un grado menor, el lazo síquico que esta especie usa para comunicarse, a veces incluso a través de distancias estelares.

Esta revelación, como era de esperarse, causa un terrible shock en la hermosa morena, quien durante un tiempo se siente bastante confundida, hasta que tanto Sheppard como la doctora Elizabeth Weir, líder de lal expedición, le aseguran que, sin importar sus “orígenes”, ella sigue siendo un valioso miembro del equipo y una líder irremplazable para su gente.

Durante un tiempo, el don de Teyla fue realmente de utilidad, como cuando el equipo queda atrapado en una plataforma submarina de los ancestros y una reina Wraith atrapada ahí mismo durante la guerra Wraith-Lantean trata de usarlos como comida.

En este tiempo, Teyla, a quien por momentos se le veía muy cercana con Sheppard o con el otro miembro “extraterrestre” del equipo, Ronon Dex, se enamoró de uno de sus compatriotas atosianos, con quien concibió un hijo, de quien se esperaba pudiera superar incluso los increíbles poderes de sus padres (¿olvidé mencionar que su padre, Kanaan, también es un vidente?) y se convirtiera en el siguiente líder de su pueblo.

Sin embargo, como la mayoría de los dones, éste no tardó en convertirse en una maldición, cuando Michael (un Espectro al que la Expedición Atlantis trató de transformar en humano mediante un retrovirus) captura a Teyla con la intención de usar a su hijo como catalizador para replicar el experimento que lo volvió a él mitad humano y mitad wraith y que lo liberó para siempre de la necesidad de alimentarse de la energía humana, permitiéndole retener la enorme fuerza y la inmortalidad de su raza.

En un futuro alterno, en el que John Sheppard se pierde en acción, el plan de Michael habría tenido absoluto éxito, habría destruido a los Wraith y conquistado al resto de la galaxia Pegaso, por fortuna, la Expedición Atlantis logra evitar este futuro al rescatar a Teyla y a su hijo.

Si se tratara de alguien más, éste sería un buen final, sin embargo, no hay que olvidar que se trata de una Sirena Asesina, de modo que éste no es el final, es sólo uno de los múltiples aspectos que la hacen merecedora de un lugar en esta galería, pero existen otros aspectos, uno en particular oscuro y perturbador.

Y es que la herencia genética Wraith de Teyla puede ser usada también como una base para convertir a la linda atosiana en una reina Wraith hecha y derecha, como ocurrió en el episodio “La Reina” de la quinta temporada.

Dentro de la especie wraith, las reinas son las únicas que pueden reproducirse (aunque nunca quedó claro cómo lo hacían) y son las encargadas de dirigir las Naves Colmena, escoltadas por un conjunto de naves menores, y son las gobernantes de su especie.

Teyla Emmagan
Guerrera

Como tal, las reinas son siempre arrogantes, frías y crueles y cuando, en complicidad con Todd (un aliado wraith de los humanos) Teyla se ve obligada a convertirse en una de estas criaturas, la hermosa humana no sólo se transforma físicamente, también adopta el tiránico carácter de estas gobernantes alienígenas.

Y aunque, finalmente, Teyla vuelve a la normalidad, es imposible dejar de advertir la terrible enemiga que la atosiana habría sido de haber estado del lado equivocado de la guerra en la galaxia Pegaso.

Por todo esto, si alguna vez te has imaginado ser el hijo perdido de algún rey en una galaxia muy muy lejana, toma el ejemplo de la historia de Teyla Emmagan, guerrera, líder, madre, reina por un día, y Sirena Asesina de por vida.

Y recuerda: Ten cuidado con lo que deseas, porque puede convertirse en realidad.

PD: El ADN mixto de Teyla fue resultado de los experimentos de un científico Wraith, quien uso a los atosianos como sujetos de prueba para tratar de hacer a los humanos más “digeribles” para los Espectros.

La novia del vampiro IV

Sookie Stackhouse

Sin palabras

Sookie Stackhouse
De los libros a la pantalla
Sookie Stackhouse

Retrato

Sookie Stackhouse
Linda e inocente
Sookie Stackhouse

She works hard for the money

Sookie Stackhouse
Viviendo entre sombras

La novia del vampiro I

Sookie Stackhouse

Linda mesera

Sookie Stackhouse
Anna en True Blood
Sookie Stakhouse

A la luz de la luna

Tener la capacidad de leer las mentes de otros no debe ser fácil.

Vivir rodeado de vampiros tampoco debe ser fácil.

Pero tener la capacidad de leer las mentes de otros y vivir rodeado de vampiros, cuyas mentes no puedes leer, debe ser un infierno.

Y si a eso le agregas tener una relación con un vampiro en un mundo que odia a aquellos que se involucran sentimentalmente con un “chupasangre” entonces estás viviendo la vida de Sookie Stakhouse: una vida en el infierno, sin realmente estar ahí.

Aunque, de hecho, esta hermosa Sirena Asesina fue creada para el medio literario, en las páginas de la serie de novelas The Southern Vampire Mysteries (de la escritora Charlaine Harris), de donde mejor la conocemos es de la serie televisiva True Blood, que comenzó a transimitirse en septiembre de 2008.

Interpretada para la TV por la hermosa Anna Paquin, Sookie es una linda mesera que vive en el pueblo ficticio de Bon Temps, Louisiana, Estados Unidos, y quien desde pequeña tiene la habilidad de leer la mente de las personas, involuntariamente por lo general.

La linda Sookie trabaja en un bar llamado Merlotte’s, propiedad de un metamorfo llamado Sam Merlotte, lugar donde conoció a Bill Compton (Stephen Moyer) a quien salvó de una pareja de jóvenes que lo atacaron para tratar de extraer su sangre, que funciona como una poderosa droga para los humanos. En este punto, cabe mencionar que en la serie, Sookie interviene para salvarlo de una banda conocida como los Rattrays, que se dedica a matar vampiros para extraer su sangre y venderla.

Y aunque, debido a que las relaciones humano-vampiro son un tabú en el universo de True Blood, agregó un nuevo nivel de complicación a la vida de la linda mesera, el infierno de Sookie comenzó mucho antes de liarse con Bill.

De hecho, comenzó desde su más tierna infancia, cuando se manifestaron sus poderes telepáticos. Sus padres no creían en la telepatía y, por lo tanto, la extraña actitud de su hija hacia las personas los desconcertaba e incluso los asustaba y por esa razón una vez al mes la llevaban con un sicólogo para que la evaluara, en caso de que finalmente se hubiera vuelto loca.

Sookie Stackhouse
De los libros a la TV

Al miedo de sus padres, se sumaba también el del resto de los habitantes de Bon Temps, que además comenzó a marginarla, situación que empeoró cuando sus padres murieron, cuando ella era todavía bastante pequeña, en una inundación.

Luego de la muerte de sus padres, Sookie se fue a vivir con su abuela y más tarde consiguió trabajo en Merlotte’s, donde conoció a Bill y su pequeño infierno se convirtió en un auténtico pandemonium.

Por principio de cuentas, Sookie ya era una marginada en su propia comunidad y cuando comenzó a salir con Bill (por quien se sintió atraída precisamente porque no podía leer su mente) realmente comenzó a ser repudiada.

Pero la cosa no paró ahí, al poco tiempo de conocer a su novio vampiro, el hermano de Sookie, Jason, fue acusado de asesinar a varias mujeres que tenían relación con él y que, al mismo tiempo, tenían algún tipo de relación con los vampiros, incluida su abuela Adele (o “Gran”, como Sookie la llamaba).

Aunque fue encarcelado, más tarde, Sookie y Bill fueron capaces de probar la inocencia de Jason, aunque su hermana tuvo que pagar un alto precio, pues al descubrir al verdadero asesino, que resultó ser Rene Lenier (a.k.a. Drew Marshall), novio de su compañera de trabajo Arlene Fowler, éste fue tras la linda telepata, quien tuvo que matarlo en defensa propia.

Sin embargo y para ser sinceros, hay que reconocer que Bill no sólo convirtió su vida en un infierno, también le trajo algunos beneficios, por ejemplo, el contacto con personajes importantes dentro de la comunidad de vampiros, quienes en ocasiones han solicitado sus servicios como telépata, lo cual le ha remunerado buenos pagos que, no obstante, no han alcanzado para aliviar su apretada situación económica.

Pero si el infierno que ha sido la vida de Sookie no bastara para inducirla en esta galería, también están sus poderes, a los que ella, en ocasiones, llama su “discapacidad”.

Como muchos telépatas, Sookie considera a sus poderes más una maldición que una bendición, esto debido a que puede enterarse de cosas verdaderamente desagradables que por lo general la gente esconde en el interior de su mente, desde malos pensamientos, hasta sentimientos negativos, incluída la doble moral con la que muchos se manejan.

Por esta misma razón, la hermosa rubia nunca había tenido un verdadero romance, ya que siempre terminaba alejándose de los chicos que la pretendían al enterarse de sus sucios pensamientos.

Sookie Stackhouse

En True Blood

En un principio ella misma y el resto de la comunidad sobrenatural del universo de True Blood creían que sus poderes no funcionaban del todo bien con los “supers” (como se les conoce), especialmente con los vampiros, cuyos pensamientos era incapaz de leer.

Sin embargo, Sookie ha resultado ser tan poderosa que incluso, en algunas ocasiones, ha conseguido captar las intenciones o cuando menos las emociones de algunos “colmilludos”, razón por la cual, Sookie se siente atemorizada de que si estos llegan a enterarse se sientan tan amenazados que quieran matarla y por ello no le ha dicho a nadie de esta extraña capacidad, ni siquiera a su adorado Bill.

Y he aquí, querido lector, la verdadera y triste historia de Sookie Stakhouse, una chica cuya vida ha sido un verdadero infierno y que, no obstante, ha conseguido mantener el espíritu y optimismo, y más que ninguna otra, esta es la razón por la que la linda mesera de Bon Temps se ganó un lugar en la galería de Sirenas Asesinas.