Tag Archive: Golden Axe


Salvaje belleza VI

Tyris Flare

Piromante

Tyris Flare
Hechicera de fuego

Salvaje belleza V

Tyris Flare

Guerrera en acción

Tyris Flare
Sexy y letal

Salvaje belleza IV

Tyris Flare

Hermosa espalda

Tyris Flare
Al borde del peligro

Salvaje belleza III

Tyris Flare

A la carga

Tyris Flare
Sexy amazona

Salvaje belleza II

Tyris Flare

Espada en mano

Tyris Flare
Guerrera en acción

Salvaje belleza I

Tyris Flare

La bella y la bestia

Tyris Flare
Hermosa amazona
Tyris Flare
El regreso de la amazona

Hermosa, pelirroja y con un trágico pasado, suena como una candidata perfecta para la galería de Sirenas Asesinas.

Nuestra historia de hoy comienza a mediados de la edad de bronce de alguna dimensión paralela en un universo alterno, donde, un buen día, un ejército de horrores dirigido por un malvado “ángel serpiente”, decidió arrasar con todo un pueblo, todos menos una.

La única sobreviviente, una ardiente pelirroja con poderes para controlar el fuego, un temperamento ardiente y un cuerpo más ardiente todavía juró desde entonces dedicar su vida al exterminio del ejército invasor y, más aún, de su líder, el malvado Death Adder.

Algunos “gamers” nostálgicos, y otros no tanto, ya sabrán que hablamos de la hermosa Tyris Flare o, como muchos de ellos le decían, “la chica” o “la amazona” del juego Golden Axe.

En aquellos entonces (hablamos de mediados de los 80) Sega lanzó al mercado uno de los primeros juegos de rol de fantasía, toda una novedad en aquel entonces, que narraba la historia de la invasión de Death Adder a la tierra de Yuria y de la lucha de tres héroes para detenerlo.

Entre estos tres héroes se encontraba una de las primeras chicas en protagonizar un videojuego y aunque entonces sólo era una confusa masa de pixeles que apenas dejaba adivinar una apariencia femenina, enfundada en un diminuto bikini blanco con vivos rojos, eso bastó para que la audiencia quedara cautivada con ella.

Tyris Flare
Nueva vida a un viejo clásico

Por varios años, después de algunas secuelas poco exitosas, la franquicia quedó olvidada, sin embargo, en 2007, Sega decidió revivirla con un nuevo título: Golden Axe: Beast Rider, el cual márcó el regreso de la amazona.

Y es aquí donde la hermosa Tyris se convierte, en verdad, en toda una Sirena Asesina, pues su historia cobró no sólo nueva vida, sino una profundidad de la que antes carecía y que permitió que, como el ave fénix, la hermosa pelirroja volviera del olvido.

En esta nueva encarnación, la historia de la amazona permanece básicamente igual, sin embargo, nos enteramos de mayores detalles.

Por ejemplo, la razón por la que Adder invadió la Isla de Axir, hogar de la pelirroja, fue para secuestrar al Titán Dragón, uno de los últimos de su especie, por razones que no quedan realmente muy claras.

Sin embargo, para nosotros, lo importante es que para poder llevarse al susodicho dragón, el villano violó y asesinó a la hermandad que lo custodioaba y veneraba, a todas excepto a Tyris, quien al despertarse tras ser noqueada por Adder, y descubrir lo que había pasado, juró vengar a las sacerdotizas.

Y aunque ése es el final de la “historia”, propiamente dicha, es apenas el principio de nuestro viaje por el lado oscuro de Tyris.

Aunque, como hija del jefe y de la shaman de la tribu, esta amazona fue criada para ser la siguiente líder de su pueblo, también es valiente e impulsiva, capaz de desatar el infierno sobre todo aquel que considere su enemigo y tiene la habilidad de una guerrera y piromante consumada.

Al momento de la batalla (que es durante la mayor parte del juego) Tyris no mide consecuencias y se deja dominar por una ira asesina que le abre paso a través de los niveles, ya sea pisando cadáveres de enemigos o montada sobre poderosas bestias (de ahí el nombre Beast Rider) hasta acorralar y vencer a los asesinos de su gente.

Una de las principales críticas tanto contra Tyris como contra el juego en sí, es el hecho de que la chica todo lo resuelve a golpes (¡cool!); espadazos, hechizos de fuego y hachas arrojadizas son sus instrumentos para resolver acertijos, abrir puertas o armar rompecabezas, con ella no cabe la sutileza y precisamente eso es lo que la hace tan atractiva.

Tyris Flare
Nueva y mejorada
Tyris Flare
En los 80

Y mientras sus detractores la critican porque es exactamente el estereotipo de todos los bárbaros de los videojuegos, que usan armas enormes, montan toda suerte de bestias mitológicas, decapitan primero y preguntan después, etcétera, sus admiradores les respondemos que tienen razón… ¡pero lo hace todo en bikini!

Y, de hecho, ésa razón basta y sobra para convertirla en una de las favoritas de la galería de Sirenas Asesinas.