Tag Archive: Gogo Yubari


Hermosa colegiala IV

Gogo Yubari

Como todos la recordamos

Gogo Yubari
Simply Gogo

Hermosa colegiala III

Gogo Yubari

Martillo meteoro

Gogo Yubari
Puño del dragón

Hermosa colegiala II

Gogo Yubari

"Hi!"

Gogo Yubari
Perversa fantasía

Hermosa colegiala I

Gogo Yubari

Simplemente bella

Gogo Yubari
A media batalla
Gogo Yubari

Tierna asesina

Por un momento, creí que una historia tan corta como la de Gogo Yubari no tendría cabida en esta galería, sin embargo, tampoco podía dejar fuera a un personaje tan sensual como violento y a una mujer tan hermosa como letal, toda una Sirena Asesina por derecho propio.

Y aunque todos conocemos la historia de Gogo, interpretada por la sensual actriz japonesa Chiaki Kuriyama, hay algunos aspectos que no podemos pasar por alto, por ejemplo, el hecho de que, a sus 17 años, ya es una asesina consumada.

Y quien puede olvidar la forma en que “La Novia” la describe poco antes de su espectacular enfrentamiento: “La chica en el uniforme escolar es su guardaespaldas personal (de O-Ren Ishii), Gogo Yubari, de 17 años, pero lo que a Gogo le falta en edad lo compensa con demencia”.

Y como olvidar la forma en que, sentada en un bar, se “empina” una botella de saké, antes de ofrecerse a un maduro y bastante feo hombre de negocios japonés, a quien le pregunta si quiere follársela (ante la incredulidad del pobre individuo) y cuando por fin le contesta que sí, lo destripa y ella vuelve a preguntar: “¿Aún quieres follarme? O quizá soy yo quién te está follando (penetrando) a ti”.

Gogo Yubari
Letal colegiala

O la forma en que, a una orden de O-Ren sale a vigilar el pasillo y, con la mirada de un tiburón al acecho (sea lo que sea que eso signifique) desenfunda su kuaiken y revisa el lugar, mientras “La Novia” cuelga de las vigas del techo.

O más aún, cómo cuando, después de haber despachado a casi todos los 88 Locos, “La Novia” pregunta: “¿Y bien O-Ren, tienes más subordinados a quienes pueda matar?” y entonces Gogo aparece parada en la cima de la escalera y con una dulce voz de niñita saluda “Hi” (Hola).

O la manera en que baja las escaleras y las hermosas piernas y rodillas que la visión de Quentin Tarantino (director, guinista y productor de Kill Bill) nos muestran en primer plano.

O la forma infantil en que se ríe después de que “La Novia” le dice “Gogo, yo sé que crees que debes proteger a tu ama, pero te lo suplico, vete de aquí”, a lo cual la joven le contesta “¿A eso le llamas suplicar? Puedes hacerlo mejor que eso”.

Y, finalmente, la forma magistral en que maneja una de las armas más difíciles de controlar de todas las artes marciales, el liúxīng chuí el “Martillo Meteoro” (o el “Puño del Dragón” como también lo llaman), con la soltura de una bailarina y la letalidad de una serpiente.

Gogo Yubari
¡Ten cuidado, estúpido!

Y aquí es cuando por fin llegamos al momento clímax de la existencia de esta Sirena Asesina, la pelea con “La Novia”, quien sólo se salva por un golpe de suerte, al encontrarse la pata de una mesa con varios clavos en la punta, con los que golpea a Gogo cuando estaba a punto de morir asfixiada por la cadena del “Martillo Meteoro”.

Y de esta forma, la dulce y maniática Gogo Yubari murió como vivió: de forma rápida y violenta, como una buena Sirena Asesina.