Tag Archive: Cine


Leeloo

Realmente perfecta

Leeloo
“¡Nunca sin mi permiso!”
Leeloo

Leeloo Dallas MultiPass

Leeloo
MultiPass
Leeloo

Y perfecta de lejos

Leeloo
Perfecta de cerca
Leeloo

Difícil despertar

Leeloo
Definitivamente “suprema”
Leeloo
Arrinconada

No había forma de que lo supiera, ni él ni nadie en el universo conocido. Después de todo, cómo podía haberlo sabido, nadie se lo dijo, nadie podía decírselo, porque nadie siquiera se lo imaginaba.

Sin embargo, finalmente, lo supo, pudo encontrarlo y lo hizo justo a tiempo para salvar al mundo de la aniquilación a manos de la representación misma del mal, una enorme bola de odio y maldad concentrados que, desde los rincones más alejados del universo, se quedó a sólo unos cuantos cientos de kilómetros de impactarse en nuestra delicada canica azul.

¿Pero cómo empezó todo? Tampoco nadie lo sabe con seguridad, pero el más reciente episodio ocurrió cinco mil años atrás, cuando otra bola gigante de odio y maldad puros trató de destruir la Tierra, que entonces fue salvada por los benévolos extraterrestres Mondoshawan, quienes construyeron el arma capaz de hacer frente a la encarnación del mal.

No obstante, su poder se perdió para la humanidad cuando la cercanía de la Primera Guerra Mundial obligó a los alienígenas a ocultar el arma y a llevarse la llave que podía activarla, para nuestra fortuna, la raza extraterrestre prometió volver para salvarnos cuando el “Gran Mal” volviera a levantarse desde los confines del universo.

Y lo hicieron, sin embargo, el demonio (si es que así puede llamársele) tenía sus propios planes y usando a un humano corrupto y a los retorcidos guerreros Mangalores, consiguió detener a la enviada Mondoshawan, cuya nave se estrelló en la luna, con lo que la humanidad parecía estar perdida.

Sin embargo, de las cenizas, el elemento perdido resucitó, clonada gracias a la perfección de su ADN, sin embargo, resucitar rodeada de extraños en un entorno desconocido no fue fácil ni siquiera para alguién catalogada como “El Ser Supremo” y presa del miedo y a causa de la incomprensión de los humanos, escapó y se perdió, una vez más.

Por fortuna, durante su escape encontró a la única persona capaz de “operar” un “arma” de semejante naturaleza, Korben Dallas, guerrero, soldado… ¿taxista?

Leeloo
Salto al vacío

En fin, fue el primero en siquiera preguntarle su nombre:

Leeloo Minai Lekarariba Laminai Tchai Ekbat De Sebat

Leeloo, para los amigos y aunque el atrevimiento de robarle un beso mientras dormía hizo que las cosas empezaran mal para ellos, más tarde esa misma atracción se convirtió en lo único capaz de salvar al mundo.

El “Ser Supremo”, no obstante, tuvo que viajar a través de media galaxia para recuperar las piezas restantes para activar el alma y detener la “Gran Maldad” que amenezaba la Tierra y pudo demostrarnos no sólo la perfección de su figura y de sus hermosos ojos verde-azulados si no también de su intelecto, que capaz de absorber la historia entera de la humanidad sólo con leer las entradas en un diccionario.

Y eso fue lo que casi la perdió para nosotros, saber lo que es la guerra, lo que los humanos son capaces de hacerse unos a otros por un pedazo de tierra, por un trozo de oro o en nombre de una religión fue demasiado para la hermosa rubia, quien decidió no salvar a una raza capaz de semejante salvajismo.

Para nuestra buena suerte, no estaba sola, Dallas estaba a su lado para ayudarla a entender que los humanos no son solo guerra, que dentro de sus grandes cualidades está su enorme capacidad para amar y al final fue eso lo que salvó al mundo, no el inmenso poder destructivo del arma mondoshawan, sino el amor, el amor de Korben por Leeloo.

Es entonces cuando ellos entendieron, cuando todos entendimos que no era ella el elemento perdido, era el amor, que en conjunto con la tierra, agua, aire y fuego pudieron detener a la “Gran Maldad” y darnos a los seres humanos una nueva oportunidad para redimirnos.

Leeloo
Salvando el mundo

Hermosa colegiala IV

Gogo Yubari

Como todos la recordamos

Gogo Yubari
Simply Gogo

Hermosa colegiala III

Gogo Yubari

Martillo meteoro

Gogo Yubari
Puño del dragón

Hermosa colegiala II

Gogo Yubari

"Hi!"

Gogo Yubari
Perversa fantasía

Hermosa colegiala I

Gogo Yubari

Simplemente bella

Gogo Yubari
A media batalla
Gogo Yubari

Tierna asesina

Por un momento, creí que una historia tan corta como la de Gogo Yubari no tendría cabida en esta galería, sin embargo, tampoco podía dejar fuera a un personaje tan sensual como violento y a una mujer tan hermosa como letal, toda una Sirena Asesina por derecho propio.

Y aunque todos conocemos la historia de Gogo, interpretada por la sensual actriz japonesa Chiaki Kuriyama, hay algunos aspectos que no podemos pasar por alto, por ejemplo, el hecho de que, a sus 17 años, ya es una asesina consumada.

Y quien puede olvidar la forma en que “La Novia” la describe poco antes de su espectacular enfrentamiento: “La chica en el uniforme escolar es su guardaespaldas personal (de O-Ren Ishii), Gogo Yubari, de 17 años, pero lo que a Gogo le falta en edad lo compensa con demencia”.

Y como olvidar la forma en que, sentada en un bar, se “empina” una botella de saké, antes de ofrecerse a un maduro y bastante feo hombre de negocios japonés, a quien le pregunta si quiere follársela (ante la incredulidad del pobre individuo) y cuando por fin le contesta que sí, lo destripa y ella vuelve a preguntar: “¿Aún quieres follarme? O quizá soy yo quién te está follando (penetrando) a ti”.

Gogo Yubari
Letal colegiala

O la forma en que, a una orden de O-Ren sale a vigilar el pasillo y, con la mirada de un tiburón al acecho (sea lo que sea que eso signifique) desenfunda su kuaiken y revisa el lugar, mientras “La Novia” cuelga de las vigas del techo.

O más aún, cómo cuando, después de haber despachado a casi todos los 88 Locos, “La Novia” pregunta: “¿Y bien O-Ren, tienes más subordinados a quienes pueda matar?” y entonces Gogo aparece parada en la cima de la escalera y con una dulce voz de niñita saluda “Hi” (Hola).

O la manera en que baja las escaleras y las hermosas piernas y rodillas que la visión de Quentin Tarantino (director, guinista y productor de Kill Bill) nos muestran en primer plano.

O la forma infantil en que se ríe después de que “La Novia” le dice “Gogo, yo sé que crees que debes proteger a tu ama, pero te lo suplico, vete de aquí”, a lo cual la joven le contesta “¿A eso le llamas suplicar? Puedes hacerlo mejor que eso”.

Y, finalmente, la forma magistral en que maneja una de las armas más difíciles de controlar de todas las artes marciales, el liúxīng chuí el “Martillo Meteoro” (o el “Puño del Dragón” como también lo llaman), con la soltura de una bailarina y la letalidad de una serpiente.

Gogo Yubari
¡Ten cuidado, estúpido!

Y aquí es cuando por fin llegamos al momento clímax de la existencia de esta Sirena Asesina, la pelea con “La Novia”, quien sólo se salva por un golpe de suerte, al encontrarse la pata de una mesa con varios clavos en la punta, con los que golpea a Gogo cuando estaba a punto de morir asfixiada por la cadena del “Martillo Meteoro”.

Y de esta forma, la dulce y maniática Gogo Yubari murió como vivió: de forma rápida y violenta, como una buena Sirena Asesina.