Princesas

Princesas oscuras

Es temporada de Halloween, en estos días las fronteras entre nuestro mundo y el más allá se disuelven y, con un poco de suerte, nos dejan ver el lado oscuro de personas, cosas y situaciones que damos por hecho, que consideramos seguras e inamovibles, tal es el caso de los cuentos de hadas, historias que nacieron con una intención muy diferente de la que la cultura moderna les ha querido adjudicar y que a partir de hoy y hasta el próximo martes, exploraremos en la galería de Sirenas Asesinas.

Tendemos a identificar los llamados “cuentos de hadas” con la niñez, con la inocencia, con el cuento que a algunos nos contaban a la hora de ir a dormir y con la moraleja que nos dejaban al final, sin embargo, estas fabulas, estas historias, no fueron originalmente pensadas para los niños, de hecho, la mayoría estaban dedicadas al público adulto y aunque también tenían cierto mensaje, no siempre involucraban una enseñanza moral.

Princesas

Disfrazadas para Halloween

Los más antiguos, sobre todo, eran historias oscuras, y estas son las que nos interesan, las fábulas torcidas, el original lado oscuro que la cultura comercial del siglo XX arrancó a personajes que eran más humanos para volverlos más “light”, “digeribles” y simplones, con la intención de convertirlos en mercancía sin valor ni significado.

Por ello, al adentrarnos un poco en el sustrato original de estas historias, descubrimos que incluso las princesas de los cuentos tienen su lado oscuro y, por lo tanto, merecen un lugar en la galería de Sirenas Asesinas.

Relájense y disfruten el viaje.