Purgatori

La reina oscura

Hace cosa de un mes te pregunté, amnésico lector, ¿qué puede ser más oscuro que una vampira que caza vampiros? Pues bueno, aquí tienes la respuesta:

Purgatori

Reina oscura, Diosa de sangre, esclava, emperatriz, amante, vampira, asesina, guerrera, descendiente de ángeles convertida en demonio, en suma, la manifestación perfecta del lado oscuro.

Su vida empezó como una simple (aunque hermosa) esclava en el antiguo Egipto, su belleza, sin embargo, era tal que no pasó desapercibida para la Reina Ostraca, quien se prendó de ella y de inmediato la hizo la favorita en su multitudinario harem.

No obstante, la suerte de Sakkara, el nombre de la aún esclava, cambió radicalmente cuando Ostraca se vio forzada a casarse con el general Ramses para que la ayudara a contener una rebelión de esclavos; en cuanto se vio en el poder, el nuevo faraón ordenó a la reina matar a todo su harem.

El destino y un poco de suerte ayudaron a la esclava a escapar y de inmediato se dirigió al desierto en busca del vampiro Rath, en busca de la inmortalidad y el poder suficiente para llevar a cabo su sangrienta venganza.

Rath le concedió a la joven su deseo sin embargo, la transformación fue mucho más allá, debido en parte a la sangre de Ángeles Caídos que corría por sus venas y en parte a causa de su propia ira, el cuerpo de la joven cambió drásticamente: su piel se volvió roja, dos cuernos crecieron de su cabeza y un par de alas vampíricas surgió de su espalda.

Ya sin importarle nada, Sakkara consiguió su venganza al irrumpir en la boda de Ostraca y Ramses, donde asesinó a muchos y convirtió a otros en vampiros, incluyendo a la reina y al faraón a quienes, después, enterró en un sarcófago en el desierto, donde luego fueron encontrados, pero ya completamente locos debido al encierro y a la sed de sangre.

La belleza y la ira de la recién formada demonio no pasaron desapercibidas y Lucifer, el amo del infierno, la llamó a su lado para convertirla en su esposa, no obstante, la mente torcida y el alma negra de la vampiresa tenían diferentes planes, a sabiendas de que la sangre de un dios en agonía le daría un inmenso poder, Sakkara decidió atacarlo en su noche de bodas.

Furioso, Lucifer desterró a la joven a la ciudad de Necrópolis, en el nexo entre realidades, donde no solo permaneció durante varios milenios, sino que recibió su nombre definitivo Purgatori.

Luego de escapar de Necrópolis, con nuevo nombre y con una enemiga mortal en la persona de Lady Death, la vida de Purgatori ha sido una búsqueda desesperada por el poder, tanto poder místico y personal, como poder político.

Desde entonces, en incontables ocasiones ha buscado beber de la sangre de un dios en agonía en busca de aumentar su propio poder, ha sostenido innumerables disputas contra enemigos como Lady Death, Jade, Rath, el mismísimo Drácula, Odín, los Ángeles Caidos y muchos más en busca de convertir el mundo en su patio de juegos personal.

Sin embargo, una chispa de luz brilla en el alma de la indiscutible reina oscura y es que, al menos una vez en su vida, el amor ha iluminado su vida.

A lo largo de su existencia milenaria, Purgatori ha tenido incontables amantes, comenzando con la propia Ostraca, pasando por la traicionera Satrina, la cazavampiros Chastity, la valquiria Vulnavia y una esclava egipcia (en una dimensión paralela) quien le pidió adoptar su antiguo nombre, Sakkara.

Purgatori

Hermosa esclava

Purgatori

Enemigas y amantes

Sin embargo, hasta la fecha, su más grande amor ha sido la semi-demonio Rakshasa, a quien conoció cuando las dos fueron convocadas a un torneo cuyo premio era obtener poderes divinos.

Aunque, eventualmente, Rakshasa fue secuestrada por Lucifer, por algún torcido propósito aún no revelado, Purgatori está decidida a recuperarla, aunque para ello haya tenido que formar una increíble alianza con su mortal enemiga Lady Death.

Esclava, amante, guerrera, vampira, asesina, diosa, Purgatori es la parte más profunda del lado oscuro y, por lo tanto, toda una digna integrante de la galería de Sirenas Asesinas.