Vampirella

¿Sueño o pesadilla?

¿Qué puede ser más oscuro que una vampiresa que, además, caza vampiros?
Muy pocas cosas.

En el caso de Vampirella, quien inicialmente fue una extraterrestre del planeta Drakulon y luego fue “retconeada” para convertirse en la hija de Lilith, madre de todos los demonios, el lado oscuro no está en su historia dentro de los comics, sino en las marejadas de sentimientos encontrados que causa en nosotros.

La mayoría de los seres humanos con algún grado de normalidad le tienen (o tenemos) miedo a los vampiros, la perspectiva de morir desangrado a manos (o a colmillos) de un despreciable parásito que sólo sabe vivir de otros es por demás desagradable.

Por otra parte, todos nosotros (es decir, mis tres lectores y yo) también tenemos un deseo hiperdesarrollado por las mujeres hermosas, con caritas de ángel y cuerpos de diosa que, gracias al dibujante, dejan ver prácticamente sin asomo de pudor (suspiro).

Y en ello radica el lado oscuro de Vampirella, que nos provoca una especie de deseo suicida en el que no nos importaría o más bien nos encantaría morir desangrados siempre y cuando fuera entre sus brazos o, mejor aún, entre sus piernas, por lo cual no sabemos si es sueño o pesadilla.

Lucha de bellezas

Garras y colmillos

Pero hay otra extraña reacción que esta hermosura de enormes colmillos causa en nosotros y que vale la pena explorar.

Por lo general cuando leemos o imaginamos una historia estamos de parte del héroe (o del anti-héroe, según el caso), esperamos y deseamos que sea él o ella quien, después de una serie de escabrosas dificultades, salga triunfante sobre las fuerzas del mal que lo acosan.

Sin embargo, en el caso de la voluptuosa vampiresa que es el objeto de esta columna, resulta al contrario, nos gustaría verla salir triunfante sobre varias de las otras Sirenas Asesinas y, de hecho, ya ha pasado.

A lo largo de su carrera en los comics, Vampirella se ha enfrentado o ha hecho equipo con una gran cantidad de héroes y heroinas y no pocas veces estas sociedades han iniciado con alguna pelea.

Entre los “team ups” más sonados de nuestra reina oscura se encuentran los que hizo con Gatúbela, Witchblade, Purgatory y Lady Death y quién puede negar que le encantaría ver a tan despampanante pelinegra en posición dominante acurrucándose en su cuello y dándole el “beso de la muerte” a alguna de estas bellezas.

Vampirella-Buffy

El beso de la muerte

Y gracias a los “enfermos” dibujantes (¡gracias, gracias, gracias, gracias!) ya ha pasado y no sólo con ellas, sino con algunas otras famosas chicas comiqueras, tales como Buffy o Mary Marvel.

Todavía podrían escribirse infinidad de cosas sobre Vampirella y su lado oscuro, por ejemplo, el hecho de que en realidad nació en el infierno, su necesidad de sangre que a veces la vuelve realmente salvaje, su gusto por vestir un minitraje que apenas deja algo a la imaginación pero con lo dicho hasta ahora basta para quedar más que convencido que la más sexy de las vampiresas tiene un bien ganado lugar en la galería de Sirenas Asesinas.

PD: Como es bien sabido, Vampirella es una de los pocos personajes de comic que han sido representados de manera oficial por varias modelos de carne y hueso, algunas de las cuales les presentaré en la galería de esta semana. ¡Disfrútenlas! 😉