She-Hulk en acción

La Amazona Esmeralda

Por lo general identificamos el verde… ¡con el dólar! 😀

Ya en serio (o tan serio como un blog llamado “Sirenas Asesinas” pueda ser) el verde es el color de las plantas, de la naturaleza, de las buenas intenciones ecológicas, incluso algunas filosofías lo identifican con la esperanza, sin embargo, para nosotros, hijos de la cultura pop de finales del siglo XX y principios del XXI, el verde es el sinónimo perfecto de la ira.

Muchos recordamos aquella famosa frase que dice, “Señor McGee, no me provoque, no soy yo cuando me disgusto”.

Dicho enunciado quedó grabado a fuego en el inconsciente colectivo de toda una generación y para nosotros, representa la quintaesencia de la ecuación verde=ira.

Sin embargo, ese no es el matiz más oscuro del verde, por lo menos no del verde de la piel de Jennifer Susan Walters, mejor conocida como She-Hulk, una de las superheroinas más sexies que los comics han tenido a bien crear.

Aunque en un principio los poderes de She-Hulk eran prácticamente idénticos a los de su famoso primo (hablando de primas), Bruce Banner-Hulk, al grado que su historieta se llamaba Savage She-Hulk, con el tiempo el concepto cambió y los escritores le dieron a la chica control sobre su lado “verde”, además de la capacidad de transformarse a voluntad.

Pero la superfuerza, la invulnerabilidad y la capacidad de transformación no fueron las únicas “habilidades” que recibió de la sangre irradiada con rayos gama que recibió de una transfusión del Doctor Banner para salvarle la vida y es aquí donde verdaderamente nos adentramos en territorio “verde oscuro”.

Durante prácticamente toda su carrera, She-Hulk (no Jennifer) sostuvo numerosos romances tanto con otros superhéroes como con villanos de cepa, en principio ni siquiera los escritores se habían dado cuenta de ello, al grado que permitieron que la chica saltara “de mano en mano, de boca en boca y de cama en cama” (con música de Café Quijano) para liarse con John Jameson, con quien incluso estuvo casada, con Tony Stark y hasta con Juggernaut, entre otros.

La explicación es que la mutación por rayos gama tiene un componente sicológico y cada uno de los afectados adopta la forma y la personalidad que consideran ideal, por ejemplo, Bruce Banner dejó de ser un nerd debilucho y se transformó en un leviatán impulsado por la ira, “The Leader” dejó de ser un intendente menospreciado y estúpido para convertirse en un genio científico y Abomination se convirtió en el monstruo que realmente era en el interior.

En el caso de Jennifer, ella siempre deseó ser una “amazona” sexualmente irresistible y cuando lo consiguió no pudo evitar dejarse llevar por los deseos que la consumían y esta inclinación la llevó incluso a ser llamada como testigo de la defensa en el juicio de The Leader.

Pero existen otros matices en este verde oscuro que no se pueden dejar pasar, por ejemplo, cuando fue controlada mentalmente por una enloquecida Scarlet Witch, quien liberó su lado salvaje y en medio de su ira primitiva partió en dos a Vision.

Los mundos paralelos y realidades alternas nos traen más versiones oscuras de la “amazona esmeralda”, por ejemplo, en la Tierra 8545 es infectada por un virus biotecnológico que la convierte en una especie “vampiro” que busca contagiar a más víctimas, algo parecido a lo que ocurrió en 2149 (la realidad de los Marvel Zombies) donde Invisible Woman tuvo que matarla haciendo crecer un campo de fuerza dentro de su cabeza.

No obstante todo esto, una de sus versiones más oscuras la encontramos en la Tierra 9200, la tierra de Future Imperfect, donde pasó años encerrada en un sarcófago por el Maestro (versión malévola de Hulk que un día mató a todos los superhéroes) y cuando fue liberada se dedicó a perseguir a una mujer embarazada por el villano para asesinar a su hijo y lo habría hecho de no haber sido detenida.

Pero sin importar qué tan oscuro se vuelva el verde, no iguala siquiera a la versión más reciente de la heroina: plenamente consciente, inteligente, deliberadamente violenta y… de color rojo.

Aunque Red She-Hulk es un personaje totalmente diferente, introducido recientemente en la continuidad de la Tierra 616 del Universo Marvel, de quien todavía resta ver la completa extensión de su maldad, hasta el momento se puede decir que es el lado más oscuro del verde (aunque en realidad sea roja).

Pero de vuelta a nuestra adorada amazona, su increíble belleza y especial carisma hacen de She-Hulk una de las grandes favoritas de Sirenas Asesinas.

Verde vs. Rojo

She-Hulk contra Red She-Hulk